UJI

Rosalía Esclapés Castellanos IN MEMORIAM

Última modificació: 12/07/2016 | Font: SCP

Rosalía Esclapés Castellanos IN MEMORIAM

Rosalía Esclapés Castellanos, catedrática de Llatí en ensenyament secundari  i professora titular de la Universitat de València, ha sigut una figura de les que han sentit un gran entusiasme per tot el que té a veure amb el món clàssic grecollatí. Va estudiar filologia clàssica a la  Universidad Complutense de Madrid, i va escriure la tesi doctoral sota la direcció d’un dels llatinistes més prestigiosos en l’àmbit de la filología llatina, Sebastián Mariner Bigorra. Tenia una gran preparació en aquest camp. Llegia contínuament llibres en llatí. Coneixia la llengua com si li fóra propia. La seua comprensió i visió de la vida, la seua humanitat, afabilitat i dedicació al treball va donar fruit entre altres factors a la seua enorme formació clàssica. Considerava els autors grecs i llatins com la millor font per a una bona educació.

El seu treball més brillant ha estat la traducció del Comentario a la Poética de Aristóteles de Francesco Robortello, publicat aquest mateix 2016 per la Universitat Jaume I en coedició amb la Universitat de Salamanca, en el qual ha participat juntament amb altres autors.  L’aportació de la professora Esclapés a l’obra ha estat la més destacada i excel·lent i ha estat la clau per al coneixement i la comprensió d’aquest Comentario, una de les obres més influents a l’hora d’interpretar el pensament aristotèlic sobre la tragèdia.

 


 

1.- Todo lo que brilla casualmente […] en derredor nuestro: hijos, honores, riquezas, amplios atrios, […] un nombre ilustre, una esposa noble o hermosa, y todo cuanto depende de un incierto y mudable destino, es ornamento ajeno y prestado. Ninguna de estas cosas se nos da de regalo.La escena se decora con materiales a devolver a sus dueños. Unos se devolverán el primer día, otros al día siguiente, pocos son los que durarán hasta el final.

2.- Así pues, no nos llamemos a engaño como si estuviéramos entre cosas nuestras: las hemos recibido en préstamo. Nuestro es el usufructo por el tiempo que libremente determine quién nos hace este don; debemos tener a disposición lo que se nos dio sin fecha fija y devolverlo sin protestar cuando se nos reclame. Es de pésimo deudor reprochárselo al acreedor. 3.- Así pues, a todos los nuestros, tanto a los que por ley en el orden de nacer deseamos que nos sobrevivan, como a los que tienen el legítimo derecho de precedernos, debemos amarles como si nada se nos hubiera prometido para siempre, más aún para largo tiempo. Acordémonos con frecuencia de que debemos amar todas las cosas como si fueran a desaparecer, es más, como si estuvieran desapareciendo: lo que te da la fortuna, lo posees sin tener garantía.

4. Daos prisa en disfrutar de vuestros hijos, al igual que ellos de vosotros, y sin dilación alguna apurad este disfrute: nada se nos promete en el día de hoy – te estoy concediendo un plazo demasiado largo- ninguna garantía hay sobre este mismo momento. Hay que apresurarse, nos pisan los talones: pronto se desvanecerá esta compañía, pronto se disolverán estos vínculos […]. Se produce una destrucción de todo: la vida es una continua huida, ¡desdichados quienes lo ignoran!

Traducció de Jesús Bermúdez Ramiro d’un fragment de Consolatio ad Marciam, de Sèneca

Catedràtico de Filologia Llatina

Universitat Jaume I

Informació proporcionada per: Servei de Comunicació i Publicacions